6 soluciones para un hogar sin tóxicos

Muchos de los productos presentes en los hogares contienen y liberan sustancias tóxicas que pueden dañar nuestra salud, y, a veces, puede resultar difícil eliminar todos los tóxicos del hogar, pero siempre tendrá un efecto muy positivo conseguir cualquier grado de reducción de la toxicidad. Para ello, proponemos unas sencillas soluciones que pueden ayudarte a crear un hogar saludable y sin tóxicos.

  1. Cuidar nuestra alimentación. Llevar una alimentación sana y natural evitando los alimentos procesados, así conseguiremos reducir la cantidad de hormonas, aditivos y residuos que entran a nuestro organismo. También es importante intentar tomar alimentos frescos y de temporada con certificación ecológica, y de no poder ser así, lavar bien los alimentos antes de consumirlos.
  2. Utilizar productos de limpieza limpios. Los productos de limpieza pueden contener elementos tóxicos, que en vez de limpiar el hogar están contaminándolo. Lo podemos notar por su olor tan agresivo, cuando realmente algo está limpio no huele a nada. Por eso es importante escoger productos de limpieza ecológicos y biodegradables que mantengan el hogar limpio y libre de contaminantes.
  3. Cuidar la ropa. Los productos para la ropa como detergentes, suavizantes o lejías pueden deteriorar las prendas y perjudicar nuestra salud cuando entran en contacto con nosotros, pudiendo causar problemas en la piel o en los pulmones, por ejemplo. Por eso es importante utilizar prendas fabricadas con tejidos lo más naturales posible y lavar la ropa con productos ecológicos sin fragancias sintéticas.
  4. Asearnos adecuadamente. Muchos de los productos que utilizamos para nuestro aseo personal como cremas, champús, maquillajes, jabones o desodorantes, pueden contener sustancias perjudiciales para la salud. Para ello es importante documentarnos bien y utilizar productos elaborados con ingredientes naturales, libres de tóxicos y que no testen con animales. Ya que muchos científicos denuncian que son muchas las marcas que venden algo como “natural” aunque realmente no lo es, aprovechándose de la gran demanda de este sector.
  5. Ventilar bien la casa. Para reducir la acumulación de elementos nocivos dentro del hogar podemos incrementar la ventilación natural. También podemos utilizar purificadores de aire o algunas plantas (hiedras, crisantemo, ficus, cinta, azucena…) que ayudan a eliminar algunos contaminantes.
  6. Eliminar o reducir el uso de plásticos. Es importante informarse bien del tipo de plásticos que tenemos en casa, porque muchos de ellos liberan sustancias tóxicas como ftalatos, retardantes de llama, bisfenol A, etc. Por ejemplo, hay plásticos que al cubrir los alimentos y calentarlos pueden desprender contaminantes.

Hasta ahora estas soluciones dependen totalmente de nosotros, y somos conscientes de que muchos problemas para la salud y el medio ambiente los deben resolver los fabricantes y las empresas. Pero reside en nuestro poder como consumidores el depositar nuestro poder de compra a un fabricante o a otro, colaborando con la creación de un hogar más limpio y saludable. Para ello nosotros proponemos realizar un consumo responsable a través de nuestra tienda virtual (productos naturales, biodegradables, de granjas orgánicas y respetuosos con el planeta y nuestra salud).

A %d blogueros les gusta esto: